Trump no podrá atacar a Irán

El Senado de Estados Unidos aprobó este jueves una resolución de poderes con la que el presidente Donald Trump queda impedido para tomar acciones militares contra Irán sin antes consultar con el Congreso.

Desde diciembre de 2019, el discurso y las acciones de Trump sirvieron para alimentar la tensión con el gobierno iraní generada tras el asesinato de Qasem Soleimaní, general de la Guardia Revolucionaria de Irán. Los legisladores demócratas, en compañía de algunos republicanos, advirtieron que las posiciones del gobierno podrían conducir de nuevo a una guerra en el extranjero, por lo que impulsaron esta medida para prevenir un escenario de este tipo.

La respuesta, para el alivio de muchos, es que Donald Trump no tiene el poder para declarar una guerra, según la Constitución de Estados Unidos. La ley dice que la autoridad para dirigir las acciones militares del país se divide entre el Congreso y el presidente. El primero es quien tiene el poder de declarar la guerra, mientras que el segundo, como comandante en jefe, tiene el poder para usar el ejército en defensa de su nación.