Incendios en Australia han afectado millones de animales

Australia vive una de sus peores catástrofes climáticas en el mundo ya que en las últimas semanas las llamas  terminaron con 8 millones de hectáreas de vegetación en Australia, equivalentes al territorio de Austria. Más de quinientos millones de animales han muerto calcinados por el fuego, veinticuatro personas perdieron la vida y se calcula según informes ambientales que cientos de millas de especies de fauna nativas han sido heridas y desplazadas.

Una tercera parte de los koalas de Nueva Gales del Sur, la región más afectada por los incendios, murieron, al igual que las poblaciones del “santuario” de la isla Canguro. La superficie afectada por los incendios en todo el país en los últimos meses llega a 5,8 millones de hectáreas.

Los fuegos arrasaron el sureste del país, la zona más húmeda, el clima más templado y las mayores reservas naturales. La temperatura ha disminuido y las lluvias han aliviado la situación, pero los expertos aclaran que la intensidad del fuego puede ser aún mayor en los próximos días si algunos de los más de doscientos focos detectados en el sureste del país son impulsados ​​por fuertes vientos.