Extraño tiburón es captado en un viaje transatlántico

Hace tres años un tiburón peregrino hembra fue marcado con un transmisor satelital en Malin Head, Irlanda, luego de unos meses el aparato dejó de emitir señal por lo que los investigadores asumieron que no volverían a saber del animal.

Pero una extraña coincidencia permitió que el tiburón fuera captado por un fotógrafo submarino a más de 4.600 kilómetros de distancia, frente a la costa este de América del Norte.

La imagen del tiburón se movió por Europa hasta que un día llegó a uno de los miembros del equipo de investigación quien pudo identificarlo. “Hasta ese momento, nunca habíamos podido seguir el movimiento de un tiburón durante más de, digamos, nueve meses o un año. Así que entender sus movimientos en una escala de tiempo de tres años, en un lado diferente del Atlántico, eso cambió completamente nuestra forma de pensar “, dijo un investigador.

Lo que hace aparentemente extraño a este tiburón es el interior de la boca que parece contener una caja torácica, pero que en realidad “es un cartílago resistente y estructurado que solo es visible cuando la boca del tiburón está abierta”.