Exhumación de Francisco Franco genera polémica

Los restos del dictador español Francisco Franco fueron exhumados en la mañana después de 44 años en la Basílica del Valle de los Caídos, la gran obra monumental de la dictadura construida en su mayoría por reclusos del bando republicano.

Tras unos días de ensayos en los que tanto la maquinaria como los equipos ultimaron todos los preparativos, la ceremonia se produjo sin mayor incidencia. Allí estuvieron presentes 22 miembros de su familia, los servicios funerarios, dos religiosos de la Basílica y la Ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, en calidad de notaria mayor del Reino.

El cuerpo del dictador fue trasladado en helicóptero desde el Valle de los Caídos al cementerio de Mingorrubio, lugar en el que descansan los restos de su mujer, Carmen Polo.

Este acontecimiento se dio 44 años más tarde de su muerte, el 20 de noviembre de 1975. Desde entonces, siempre ha habido especial controversia, especialmente entre los sectores progresistas españoles.