El ejercicio, una gran alternativa para prevenir signos físicos del Alzheimer

El ejercicio moderado no solo es bueno para la memoria a medida que las personas envejecen, sino que también parece ayudar a prevenir el desarrollo de signos físicos de Alzheimer, conocidos como biomarcadores, en aquellos que están en riesgo de desarrollar la enfermedad, según una investigación presentada en la convención anual de la Asociación Americana de Psicología.

“Nuestra investigación muestra que, en una población de mediana edad tardía con riesgo de enfermedad de Alzheimer, las personas físicamente activas experimentan menos alteraciones relacionadas con la edad en los biomarcadores asociados con la enfermedad, así como la memoria y el funcionamiento cognitivo”, señala el doctor Ozioma Okonkwo, profesor asistente de medicina en la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin (Estados Unidos), quien presentó los hallazgos de múltiples estudios.

Okonkwo y sus colegas examinaron a 317 participantes inscritos en el Registro de Wisconsin para la Prevención del Alzheimer, un estudio de observación en curso de más de 1.500 personas con antecedentes de padres con probable demencia por Alzheimer.