Afganistán prohíbe los cortes de cabello forzados como castigo en las escuelas

Los cortes de pelo forzados y hasta humillantes a los que eran sometidos niños en las escuelas afganas como castigo se han convertido en cosa del pasado. Las autoridades han prohibido esa medida luego de décadas de afectar a los jóvenes del país.

Badar Amar, un joven estudiante de 15 años en una de las escuelas de Kabul, dejó de acudir al colegio para no hacer frente a las burlas de sus compañeros después de que un profesor le hiciera un humillante corte de pelo como castigo, una práctica corriente en Afganistán que ha sido prohibida este mes.

Tras la traumática experiencia, el joven no volvió a aparecer por clase en tres meses para finalmente abandonar los estudios durante un curso escolar completo. “Tuve que empezar la clase de nuevo este año”, explicó.

La costumbre de trasquilar el cabello como castigo, por motivos tan variados como portarse mal o lucir un corte de pelo más largo de lo habitual, está muy extendida en las escuelas afganas desde hace décadas, aunque solo afectaba a los estudiantes varones.