Más de 300 mil mujeres murieron de cáncer cervical en 2018, según la OMS

Más de 300.000 mujeres en todo el mundo murieron de cáncer cervical durante 2018, y más del 85 por ciento de estas muertes se dieron en países de ingresos bajos y medios, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El cáncer cervical tarda entre 15 y 20 años en desarrollarse en mujeres con sistemas inmunitarios normales. Solo pueden pasar de 5 a 10 años en mujeres con sistemas inmunitarios debilitados, como aquellas con infecciones por VIH no tratadas.

En todo el mundo, el cáncer cervicouterino es el cáncer más frecuente en mujeres, con un estimado de 570.000 casos nuevos en 2018, que representan el 7,5 por ciento de todas las muertes por cáncer en mujeres. La tasa de mortalidad por cáncer de cuello uterino a nivel mundial se sitúa en 6,9 por cada 100.000 habitantes en el último año.

La OMS recomienda un enfoque integral para la prevención y el control de este tipo de cáncer. El conjunto de acciones recomendado incluye intervenciones a lo largo del curso de la vida. “Debe ser multidisciplinar, incluyendo componentes de educación comunitaria, movilización social, vacunación, detección, tratamiento y cuidados paliativos”.